Bocchi Tensei Ki · Prólogo

Yo odio a los seres humanos.

Cuando recuerdo siendo traicionado por ellos que simplemente no puedo confiar en ellos. Por esta razón he evitado la creación de una social vida tanto como sea posible. Debido a esto, aunque incluso tengo 29 años de edad, ni tengo amigo o una novia.

Hay una razón para mí convirtiéndome en esta persona insociable:

Ésta es una historia de cuando yo era todavía un estudiante de sexto grado en la escuela primaria, y cómo fui acusado falsamente de hurtar el dinero del almuerzo de alguien más.

Cuando la bolsa conteniendo el dinero del almuerzo de uno de mis compañeros de clase fue a faltar, la clase intentó buscar esta bolsa juntos, sin embargo después de buscar un rato todavía nosotros no pudimos encontrarlo. Esto es cuando la chica que se convirtió en la representante de la clase de pronto gritó hacia afuera. Al parecer, la bolsa con el dinero del almuerzo fue encontrado en mi escritorio. Era todo un plan malvado de uno de mis compañeros de clase, ésa es la sospecha que albergó hasta este mismo día.

En realidad hasta ese día desafortunado yo había sido un chico muy popular. Sospeché que era el trabajo de uno de los otros chicos de mi clase, quien había estado celoso de mí porque yo había sido confesado (y yo acepté por supuesto) por la representante de la clase. No obstante, los niños no piensan acerca de las consecuencias de sus fechorías. Este evento se había convertido en una experiencia muy cruel para mí, pues mientras lo negué fervientemente nadie me creyó cuando dije que yo no robé el dinero. Mis compañeros de clase, mi profesor de salón de clase, ni siquiera mis propios padres me creyeron.

Partiendo de ese día mis compañeros de clase empezaron a evitarme. Tenía la esperanza de mis amigos estarían por lo menos creyéndome y de pie a mi lado, pero ellos también no quisieron escuchar y empezaron a evitarme activamente como para no involucrarse. Debido a esto cada vez más gente empezó a evitarme. Y como un resultado? Bueno, aprendí a desconfiar de los seres humanos desde una edad sensible y joven.

Mientras en la secundaria, preparatoria e incluso la universidad yo todavía continué evitando a las otras personas. Continué siendo una solitaria persona alejado de otras. Incluso ahora, cuando ya soy parte de la sociedad normal trabajando para una empresa, yo intento evitar todos los eventos sociales con lo mejor de mi capacidad.

Y el año pasado, mientras que me desplazo al trabajo en un tren, yo, de alguna manera me convertí en el culpable de un incidente molesto (el cual yo, por supuesto, no cometí). Continué en insistir que yo era inocente. Nadie me creyó. El juez me encontró culpable, nadie, nadie me creyó. Esto causó que mi desconfianza en la humanidad alcanzará nuevos niveles de severidad.

La sentencia arruinó mi vida. Perdí mi empleo y mi relación con mi familia que ya estaba cerca de inexistente dejó de existir por completo.

Ahora cerca de un año después, sin haber sido capaz de conseguir un trabajo debido a las circunstancias, yo he estado comiendo mis ahorros. Por supuesto esto no fue suficiente y me había convertido en algo parecido a un cadáver andante.

Un día, tomando un paseo por el parque por la noche escuché gritar a una mujer. Corrí inmediatamente en la dirección desde la que provenía el grito, justo a tiempo para presenciar a una mujer joven casi ser violada por un hombre empuñando un cuchillo. Me estremecí, pero sentí que, tenía que ayudar a la mujer.

Corrí hacia el hombre y traté de salvar a la mujer, resultando en una lucha. Esta lucha desafortunadamente terminó con el cuchillo sobresaliendo de mi pecho. Pedí desesperadamente a la mujer llamar a una ambulancia.

No obstante, ella corrió lejos gritando en vez de llamar a una ambulancia. Quizás, ella estaba en pánico debido a la confusión, sin embargo esto está más allá de cruel. El hombre sacó un teléfono celular, pero dándose cuenta de lo que él había hecho, también, simplemente corrió lejos en vez de llamar a una ambulancia.

Me quedé solo.

No tomó mucho antes de que mis ojos comienzan a sentirse nebulosos, mi conciencia comienza a desvanecerse, y, así como así, yo muero.

El último pensamiento que corría por mi cabeza mientras moría era como mierda es realmente la humanidad.

 
Page – English Translator